Los vinilos decorativos son cada vez una opción más utilizada para decorar las paredes de un hogar o cualquier establecimiento. Se trata de un material plástico adhesivo por una de sus caras, del cual tenemos tantos diseños actualmente que estoy segura de que todo el mundo encontraría su vinilo perfecto.

Aunque en un principio se utilizaba principalmente como elemento publicitario, este tipo de decoración está substituyendo a cualquier otro tipo de objeto de pared como cuadros, láminas, plantas… En parte porque los vinilos decorativos de pared te permiten personalizar todavía más una estancia, y darle un toque creativo y original a un espacio que puede estar muy a la vista. Puedes colocarlos en amplias paredes que quieras llenar o en espacios pequeños en los que creas que le falta algún detalle.

Escoge un vinilo que simplemente creas que pueda quedar bien en ese espacio, que te guste el diseño y la combinación de colores, o puedes escogerlo pensando en lo que representa y el mensaje que transmite.

Por ejemplo, si eres un apasionado de los viajes, un vinilo con el mapa del mundo te puede encajar genial en un salón, dormitorio o incluso si tienes un despacho.

En cualquier estancia de tu casa. No te pongas límites. También en un cuarto de baño o una cocina puedes colocar un vinilo decorativo que alegrará ese rincón. Sólo ten en cuenta la decoración que has puesto en el lugar donde quieras pegar tu vinilo, para escoger los colores y el diseño de éste.

Ahora que están tan de moda los azulejos y las baldosas hidráulicas, también los tienes imitando este elemento decorativo. Mira la vida que le dan a una pared blanca lisa. Los puedes pegar en pared pintada normal, o sobre azulejos sin ningún problema.

Además de poder ponerlos en cualquier estancia, también te van con todo tipo de mobiliario. Los diseños más modernos pueden ir combinados perfectamente con muebles y objetos de líneas tradicionales o incluso antiguos. Pero ten cuidado, no vale todo. Escoge bien el diseño de tu vinilo visualizando previamente todo el conjunto de elementos.

Igual que ese reno compuesto de líneas rectas se puede fusionar muy bien con muebles clásicos, no todos los vinilos encajan en estas composiciones. También existen los vinilos más realistas, como éste que imita un agujero en la pared y las vistas de una playa. En este caso, unos muebles más modernos es la opción más acertada. Unos tonos claros en la decoración sin sobrecargar demasiado ese rincón, hará que el vinilo sea el protagonista de la estancia.

Si buscas vinilos decorativos es posible que también te salgan otros nombres como adhesivos de paredstickers decorativospegatinas para pared. Todos se refieren al mismo objeto del que te hablo. Existen en internet tiendas ya especializadas en este producto en concreto, como por ejemplo Tenvinilo, donde puedes ver muchísimos diseños más de los que te he enseñado hasta ahora.

Así que ya sabes, si tienes una pared en la que creas que falta algo y no consigues encontrar nada que encaje, tal vez hay un vinilo decorativo esperándote para ocupar ese lugar especial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here